FALLECE D. CARLOS DUQUE MARABOT.

TODO EL CLUB SE UNE EN EXPRESAR NUESTRO MÁS SINCERO PÉSAME A LA FAMILIA, POR TAN DOLOROSA PERDIDA.

cinta-o-lazo-de-luto-3

CARLOS DUQUE FUE  FUNDADOR DEL BALONCESTO FEMENINO DE CÁDIZ, PARTICIPO ACTIVAMENTE EN EL ARRANQUE DE LO QUE AHORA HAY DE BALONCESTO EN NUESTRA CIUDAD, TRABAJADOR INCANSABLE SIEMPRE APORTABA SU ESFUERZO Y ENERGÍAS PARA QUE ESTE DEPORTE FUERA A MÁS, EN NUESTRA CIUDAD, EN NUESTRA PROVINCIA, EN NUESTRA REGIÓN, APOYANDO A LAS FEDERACIONES PROVINCIAL, ANDALUZA, NACIONAL ….. FUE PIONERO EN EL BALONCESTO FEMENINO DE LA CIUDAD, CONSIGUIENDO QUE EL BALONCESTO FEMENINO GADITANO SE TUVIERA EN CUENTA EN EL RESTO DE ESPAÑA.

AYUDO DE MANERA MUY IMPORTANTE PARA QUE TAMBIÉN HUBIERA BALONCESTO MASCULINO, CONSIGUIENDO COLABORACIONES IMPORTANTISIMAS PARA QUE SE PUDIERA SEGUIR EN  CATEGORÍAS NACIONALES TANTO EN MASCULINO COMO EN FEMENINO.

SIEMPRE FORMARAS PARTE DE NOSOTROS.

DESCANSA EN PAZ.

AMIGO JUAN

DSC00912

Amigo Juan:

Te has marchado como viviste, discretamente y en silencio.

Por tu discreción, tu humildad y, por qué no decirlo, tu cabezonería, resultaba complicado saber qué pasaba por tu cabeza en multitud de ocasiones, pero de lo que no cabe ninguna duda es de lo que pasaba por tu corazón, ese sí estaba lleno de bondad, de generosidad, y de tantos valores que es de justicia reconocer y hacer público.

Tan difícil era saber qué pensabas en algunos momentos, tan complicado entender tu forma de vivir, comprender tu autoexigencia, valorar tu capacidad de trabajo, que tendrás que perdonar nuestra confusión y perplejidad en muchas ocasiones, aunque al final terminaban en bromas y hoy en anécdotas.

Muchos chicos y chicas han pasado ya por este , tu club, y muchos familiares han vibrado en las gradas, pero no tenían por qué saber que detrás de toda esta máquina a la que llaman “mi club”, había personas como tú, con una voluntad de hierro por conseguir que todo funcionara en beneficio de cada uno de nuestros deportistas, y hoy, quizás tarde, hemos decidido trasmitir a nuestros jugadores que,

“Juan, ese señor alto y delgado que estaba en la sede ante el ordenador, o correteando por las pistas de un lado a otro buscando a algún entrenador, o haciendo de delegado de campo, a cualquier hora del día, era un entusiasta de ellos, de nuestros chicos, y  lo que más le importaba era que fueran felices practicando su deporte favorito”

Hoy, reunidos por ti, nos cuesta definirte, y nos vienen a la mente muchos momentos que, seguro, difícilmente olvidaremos porque tú, amigo Juan, eras diferente, eras Juan.

No podemos acabar esta carta sin darte las gracias por tu tiempo, por tu tesón, y por qué no decirlo, por tu peculiaridad, que sin duda hoy, con tu marcha, ha marcado un antes y un después en nuestro  club y en cada uno de los que lo constituimos.

Hasta siempre, amigo Juan.

(Directiva del Cádiz C.B. Gades)