CON EL ORGULLO POR BANDERA, EL INFANTIL MASCULINO DESPIDIÓ ANTE DON BOSCO UNA DIFÍCIL TEMPORADA, QUE LE HA SERVIDO DE APRENDIZAJE.



 Hay ocasiones en las que un equipo no tiene que ganar para salir satisfecho por su resultado, por su esfuerzo. En esta temporada, en la que el Infantil B se ha debido medir ante rivales mucho más poderosos en el apartado físico, los chicos del Gades han cumplido con creces un gran papel que ha ido de menos a más. De este modo, jugadores más tímidos e inocentes allá por el mes de noviembre, han terminado la liga con una gran confianza que se ha traducido en una mejora de juego y lucha constante en los minutos disputados.

Don Bosco llegaba al Ciudad de Cádiz con la intención de arrasar, como así hizo en la primera vuelta. Sin embargo, y a pesar de su victoria, se encontró a un Gades batallador que siempre les puso las cosas difíciles. De hecho, los cuatro cuartos (aunque cayeron del lado visitante) se saldaron por diferencias de muy pocos puntos. Sólo la altura de varios de sus jugadores y su poderío bajo los aros, sentenciaron un choque que bien pudo haberse decantado por el conjunto de Javier Castro y Guillermo Borrell.

Lucas Gámez y Edu del Río salieron dispuestos a dejarse la piel bajo los aros mientras que Pedro Ollero y Carlos Atienza se esforzaban en ataque bajo la batuta del gran director de orquesta Víctor Candela. Más atascado en ataque estático, el equipo funcionó bien en defensa mientras los efectivos más altos de Don Bosco intentaban cazar rebotes para segundas y terceras acciones. Así, el marcador inicial concluyó con un 12-14 para los foráneos.

En el segundo cuarto, Abraham Manzano realizó un más que digno papel junto a un Lucas Gámez que, además de luchar por todo, se entendió con Pedro Ollero a las mil maravillas para ejecutar con éxito balances ofensivos que arrancaban los aplausos de los incombustibles padres que siguen las evoluciones de sus hijos. Diego Suárez y David Gómez, este jugando con molestias, resultaron un gran complemento a la hora de sacar el balón jugado y con criterio. Aún así, el equipo seguía muy fuerte en defensa deteniendo a un rival que se desesperaba por momentos y sólo anotaba con acciones de sus hombres altos. Si tenemos que hablar de defensa, Pedro Ollero se multiplicó en este aspecto para frenar al mejor jugador roteño. Con 11-16 de parcial en contra, se llegó a un merecido descanso que se detuvo en un 23-30 para Don Bosco.

En la segunda parte el Gades no bajó los brazos y siguió trabajando al máximo para tratar de compensar su déficit de altura en la pintura. Así, Carlos Atienza destapó el tarro de las esencias y convirtió dos triples casi consecutivos que animó aún más a sus compañeros. Por aquel entonces, Víctor, Álvaro Mellado y Lucas continuaban haciendo de las suyas acompañado por un Starling Gerardo que ha sorprendido en los dos últimos partidos. Don Bosco seguía ganando, pero su ritmo de acierto bajaba por momentos gracias a la buena labor defensiva, sobre todo de Víctor que tuvo que ponerse el mono de trabajo para tomar el relevo de Ollero. Así las cosas, el partido concluyó con un 43-61 para Don Bosco, que cierra una dura temporada.

“Ha sido un gran partido. No se puede pedir más. De nuevo se ha perdido por el poderío físico del equipo contrario bajo los aros, y eso es algo que no está en nuestra mano poder remediar”, comentó Javier Castro

Sobre la temporada, tanto Castro como Borrell, opinan que: “Ponemos fin a una liga muy complicada en la que hemos visto cómo nuestros jugadores, a pesar de las muchas adversidades, han mejorado su nivel de juego y ganado en confianza. Se ha visto una evolución, han jugado en equipo, luchado lo indecible y, por si fuera poco, se han divertido y divierten con el baloncesto. No se puede pedir más. Gracias al club y a los padres por el apoyo que les han dado durante el año”.

SEGUIMOS TRABAJANDO, SEGUIMOS AVANZANDO.

ESE GADES OE, ESE GADES OE, ESE GADES OE, OE, OEEEEEEEEEEE!!!!!!!!!

1 comentario en “CON EL ORGULLO POR BANDERA, EL INFANTIL MASCULINO DESPIDIÓ ANTE DON BOSCO UNA DIFÍCIL TEMPORADA, QUE LE HA SERVIDO DE APRENDIZAJE.

  1. Enhorabuena javi y guille, como habeis dicho no hay mejor premio que ver crecer a los chavales a base de trabajar con ilusion y en un entorno de compañerismo y diversion. Son unos campeones!!!!

Deja un comentario